Sastrería Cortes

Bienvenido, regístrese o introduzca sus datos

Consejos

Los cuidados

Una corbata granate y blanca

La corbata

Una corbata debe ser tratada con cuidado durante el atado y el desatado. Una vez abierto el nudo, no es recomendable tirar con fuerza de uno de los extremos para quitársela. Es preferible aflojar el nudo, alzar el cuello y quitarse la corbata todavía anudada.

Para alisar una corbata los expertos recomiendan cogerla por el extremo delgado, enrollarla con suavidad en torno al puño y dejarla reposar con esa forma toda la noche. Al día siguiente habrán desaparecido todas las arrugas.

Las corbatas no deben lavarse nunca. Si se producen manchas, se limpian en el momento. Es recomendable probar primero el quitamanchas sobre una zona no visible de la corbata.

El lavado en seco plantea para una corbata los mismos problemas que para un traje. Un mal planchado puede arrebatarle a una corbata su aura, sobretodo si está hecha a mano. Ésta se hace evidente en los bordes, que no están simplemente planchados sino que son redondeados. Pese a todo, y puesto que casi nadie viste sus corbatas todos los días, el lavado apenas si es necesario.

SASTRERÍA CORTÉS. c/Hernani 13, E-20004 DONOSTIA-SAN SEBASTIAN • T 943 424 681 • F 943 433 181